Residencia Ciudad Jardín: ¿Cómo es la residencia para ancianos situada en Palma de Mallorca?

Amanecer y ver el mar, disfrutar de los años dorados entre amigos, contar con atención médica especializada, dar paseos por la costa y realizar actividades para cuidar las facultades físicas y mentales. Son algunas de las vivencias positivas que ofrece la Residencia Ciudad Jardín a las personas de la tercera edad que ingresan en las instalaciones. Situado a 20 metros de la Bahía de Palma, en Mallorca, el centro abre las puertas a una vida tranquila para los ancianos.

Servicios de la residencia de ancianos

La residencia Palma de Mallorca cuenta con un equipo de profesionales que ofrecen atención personalizada en áreas como la fisioterapia, psicología, programa de acogida y seguimiento, estimulación cognitiva, terapia ocupacional, podología, peluquería, además de los servicios de cocina y limpieza.

El edificio consta de cuatro plantas, con 8 habitaciones por planta, que han sido distribuidas en 7 habitaciones individuales y 22 dobles. Es decir, tiene la capacidad para albergar un total de 51 residentes. Todas las habitaciones disponen de terraza con vistas al exterior, armario, butaca de descanso, teléfono y televisión.

A 50 metros del lugar, se encuentra el parque municipal Torre d’en Pau, donde los residentes pueden pasear por los jardines durante las tardes. En la página web de la residencia ciudadjardinresidencia.com es posible apreciar fotografías de los cuartos y de las áreas comunes. También hay información más detallada sobre los servicios y a través del correo electrónico [email protected] es posible aclarar cualquier duda.

¿Qué atenciones hacen especial a la Residencia Ciudad Jardín?

La profesionalidad, el cariño y el respeto del personal hacia los residentes hacen de la residencia Ciudad Jardín un lugar perfecto para garantizar el mejor cuidado de los mayores.

El edificio, ubicado en el Passatge de les Roques, cuenta con accesos sin barreras arquitectónicas y dispone de ascensor y baños con ayudas técnicas dispuestas para el cómodo desarrollo de los residentes. Además, durante todo el día, se despliega una programación de actividades que favorecen la salud mental de los ancianos, como juegos de mesa, talleres de manualidades y actividades. También se favorece el bienestar físico con sesiones de ejercicios que mantienen o mejoran las facultades físicas de los huéspedes.

El plan de actividades se establece de acuerdo con las familias, quienes reciben información detallada sobre los avances en materia de rehabilitación, mantenimiento físico, seguimiento de tratamientos médicos y otros aspectos para garantizar la calidad de vida de los abuelos. Los profesionales también les proporcionan una buena dieta.

Sumado a estas prestaciones, la Residencia Ciudad Jardín transmite calidez a los ancianos, ya que los profesionales dan prioridad al bienestar integral de los residentes, quienes merecen todas las atenciones necesarias en esta etapa de la vida.

Artículo anterior

La depilación láser está de moda: Tratamiento en centro de belleza Ada Beauty

Artículo siguiente

YACREA: Programa de gestión de pedidos de comida a domicilio

Entradas relacionadas