Fortuna permite emprender con una franquicia low cost

La pandemia provocada por el COVID-19 ha acentuado la precariedad laboral, que ha dificultado todavía más el ya de por sí complejo mundo del emprendimiento. A día de hoy, empezar un negocio desde cero puede llegar a ser bastante arriesgado. Una de las formas más seguras de hacerlo es franquiciarse a una empresa consolidada. El posible éxito del negocio se garantiza todavía más si forma parte de un sector en auge como lo es la asesoría financiera. Fortuna es una franquicia low cost que se ha convertido en una de las marcas más solicitadas por su estructura de apoyo y asesoramiento, así como por el éxito de su servicio.

Servicios financieros profesionales de la mano de Fortuna

Fortuna Servicios Financieros Premium es la corporación de asesoramiento financiero personalizado que ofrece soluciones a empresarios, autónomos, freelances y directivos. La compañía ha desarrollado un método exclusivo de trabajo denominado TotalFinance, basado en la planificación integral de las finanzas personales de los clientes. Este servicio permite a los usuarios optimizar su situación económica y alcanzar sus objetivos. De este modo, garantizan la independencia financiera a cualquier persona, democratizando así los servicios de asesoramiento financiero personalizado.

De hecho el éxito de los servicios de Fortuna se basa en la personalización del servicio. La empresa hace un estudio de la situación económica de cada cliente, con el fin de crear una estrategia marco adaptada a sus circunstancias y necesidades presentes y futuras consiguiendo el mayor rendimiento de sus finanzas. Esta es la génesis de la compañía, que analiza, diseña y acompaña a los clientes hasta el cumplimento total de sus objetivos financieros.

Las ventajas de Fortuna Franquicias

Convertirse en franquiciado de Fortuna conlleva una serie de ventajas para el emprendedor. Para empezar, se trata de una franquicia low cost, lo cual permite el arranque del negocio con la mínima inversión inicial. Además, su estructura está respaldada por una red de apoyo integral y seguimiento a lo largo de todo el proceso. Para garantizar el éxito del negocio, los expertos de Fortuna forman y asesoran al emprendedor para que este pueda desarrollarlo con éxito siguiendo las directrices de la empresa. Después de esa primera fase de despegue, se van realizando reuniones mensuales para compartir la experiencia con el resto del equipo, así como para adquirir nuevos conocimientos. Además, los franquiciados de Fortuna Servicios Financieros Premium cuentan con sesiones de mentoring semanales a través de las cuales se ofrece un asesoramiento técnico y se analizan los aspectos clave del desarrollo del negocio.

La calidad del servicio de Fortuna se justifica, en gran parte, por la profesionalidad de los empleados. Fortuna Academ es la que se encarga de garantizar esta tendencia. La institución imparte píldoras formativas para que trabajadores y franquiciados estén constantemente actualizados en cuanto a conocimientos. Para acabar, una gran cantidad de empresas solventes apoya a la compañía, lo cual la dota de credibilidad y solidez. Además, el equipo de marketing se encarga de desarrollar y actualizar el plan de captación y fidelización de clientes. En ese sentido, el franquiciado no debe preocuparse por la presencia de marca de su empresa.

Por lo tanto, Fortuna Franquicias ofrece todas las facilidades posibles para que sacar adelante un negocio de asesoría financiera sea más sencillo que nunca. A través del apoyo y la formación constante hace que esta franquicia low cost convierta la aventura de emprender en un proyecto vital exitoso.

Artículo anterior

El Dulce de Chimenea es un postre vegano, natural y sin conservantes

Artículo siguiente

Debit2Go: Las suscripciones para ópticas

Entradas relacionadas